Cinco cosas que nunca deberías buscar en Google – ElSol.com.ar … – Diario ElSol.com.ar Mendoza

“La curiosidad mató al gato”, dice el refranero popular. En internet, es esa búsqueda lo que puede condicir a alguien a descubrir algo que hubiera preferido no experimentar.

Tal es el caso de las siguientes cinco búsquedas que nadie debería hacer en Google, el gigante motor de búsqueda.

Fournier

Se trata de un común apellido francés. Si estás buscando adquirir una flamante baraja francesa o española elaborada en fibra de marfil para jugar al póker, lo mejor es que pongas el termino “cartas” antes del citado apelativo.

Jean Alfred Fournier era un médico y dermatólogo de origen galo especializado en el estudio de las enfermedades de transmisión sexual. Su nombre da lugar a una afección llamada Gangrena de Fournier que daña el escroto y otros tejidos del periné, y que está causada por una combinación de bacterias. Se trata de un trastorno poco común, potencialmente letal y verderamente desagradable de contemplar.

Krokodil

La desomorfina, un opioide que comenzó a sintetizarse clandestinamente en Rusia con el nombre de krokodil, es una droga diez veces más potente que la heroína y sus efectos son terribles y definitivos.

La piel de los consumidores de krokodil acaba volviéndose verde y escamosa, como la del popular saurópsido. La carne acaba siendo devorada por los productos químicos que la pudren hasta el hueso. Los dientes se caen y el daño cerebral es común, hasta el punto de que se le ha llegado a conocer como la droga zombie.

Larva en la boca

La anécdota proviene de un usuario americano de Reddit que cuenta cómo estaba buscando imágenes de una larva de polilla (moth larva) y acabó añadiendo por error una “u” más a su terrible búsqueda (mouth larva).

Tanto si escribes la expresión en español como en inglés atente a las consecuencias ante las imágenes que acabarán apareciendo en tu pantalla.

Síntomas que padeces

Si esa ligera fiebre o ese incipiente resfriado te preocupan sobremanera, lo peor que puedes hacer es intentar realizar un autodiagnóstico empleando al buscador como galeno. Por mucha información que leas no se va a curar.

Si la carrera de Medicina dura tantos años algún motivo habrá. Si no puedes evitar acudir a Google para encontrar respuestas médicas considera si tu problema es que no estás verdaderamente afectado de otra enfermedad: la hipocondría.

Google

“Si usas Google y buscas Google, crearás una avería en internet”, bromeaba la actriz Katherine Parkinson en la serie británica ‘The IT Crowd’. Cual cuadro de Escher que se prolonga hasta el infinito en una eterna sucesión de imagenes, el único daño para el usuario consiste, sin embargo, en caer en un ridículo bucle, propio de un internauta beckettiano.

“La curiosidad mató al gato”, dice el refranero popular. En internet, es esa búsqueda lo que puede condicir a alguien a descubrir algo que hubiera preferido no experimentar.

Tal es el caso de las siguientes cinco búsquedas que nadie debería hacer en Google, el gigante motor de búsqueda.

Fournier

Se trata de un común apellido francés. Si estás buscando adquirir una flamante baraja francesa o española elaborada en fibra de marfil para jugar al póker, lo mejor es que pongas el termino “cartas” antes del citado apelativo.

Jean Alfred Fournier era un médico y dermatólogo de origen galo especializado en el estudio de las enfermedades de transmisión sexual. Su nombre da lugar a una afección llamada Gangrena de Fournier que daña el escroto y otros tejidos del periné, y que está causada por una combinación de bacterias. Se trata de un trastorno poco común, potencialmente letal y verderamente desagradable de contemplar.

Krokodil

La desomorfina, un opioide que comenzó a sintetizarse clandestinamente en Rusia con el nombre de krokodil, es una droga diez veces más potente que la heroína y sus efectos son terribles y definitivos.

La piel de los consumidores de krokodil acaba volviéndose verde y escamosa, como la del popular saurópsido. La carne acaba siendo devorada por los productos químicos que la pudren hasta el hueso. Los dientes se caen y el daño cerebral es común, hasta el punto de que se le ha llegado a conocer como la droga zombie.

Larva en la boca

La anécdota proviene de un usuario americano de Reddit que cuenta cómo estaba buscando imágenes de una larva de polilla (moth larva) y acabó añadiendo por error una “u” más a su terrible búsqueda (mouth larva).

Tanto si escribes la expresión en español como en inglés atente a las consecuencias ante las imágenes que acabarán apareciendo en tu pantalla.

Síntomas que padeces

Si esa ligera fiebre o ese incipiente resfriado te preocupan sobremanera, lo peor que puedes hacer es intentar realizar un autodiagnóstico empleando al buscador como galeno. Por mucha información que leas no se va a curar.

Si la carrera de Medicina dura tantos años algún motivo habrá. Si no puedes evitar acudir a Google para encontrar respuestas médicas considera si tu problema es que no estás verdaderamente afectado de otra enfermedad: la hipocondría.

Google

“Si usas Google y buscas Google, crearás una avería en internet”, bromeaba la actriz Katherine Parkinson en la serie británica ‘The IT Crowd’. Cual cuadro de Escher que se prolonga hasta el infinito en una eterna sucesión de imagenes, el único daño para el usuario consiste, sin embargo, en caer en un ridículo bucle, propio de un internauta beckettiano.

Read this article:

Cinco cosas que nunca deberías buscar en Google – ElSol.com.ar … – Diario ElSol.com.ar Mendoza

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *